También es como los gatos en el sentido en que constantemente se relame la leche de los bigotes, pero esa, amigos... esa es otra historia.