Adiós, dibujante de la Tía May más culera del mundo.