PDA

Hola, primor!
Si ves este mensaje, significa que llegaste a esta página por medio de Gugl o algún otro motor de búsqueda.
Para ver los temas en formato completo(incluyendo dibujitos, sexy strippers y quién sabe qué otras sorpresas wow!), haz click aqui: : Drogas, Drogas y mas drogas !!!!



LeDanee
14-ene-2010, 03:05
En realidad yo no estaba my inmiscuido en el pedo de las drogas y su legislacion la mamada, pero conoci a este "Sociologo Pacheco" y lei un poco sus trabajos y pus me gusto su onda.
Hay les comparto un poco, a mi me cambio la forma en que veia las drogas.
espero a uds los vuelva adictos
jaja

* 1.– Las sociedades prehispánicas practicaban la fitolatría
Al igual que las grandes civilizaciones universales como la hindú, la egipcia, la china o la griega, las sociedades mesoamericanas consumían diversas plantas alucinógenas como el ololiuqui, el chocolatl, el teonanácatl, el peyote, el quetzalxochiatl e inclusive partes de algunos animales como el pico de los periquitos, sapos y espinas de pescado. Su consumo estaba restringido a la clase sacerdotal y los chamanes en fiestas religiosas y para uso medicinal. Aunque todo esto no se ha perdido, actualmente los indígenas o campesinos recurren a ellas con fines medicinales a diferencia de la población urbana que las consume con fines recreativos, buscando estados alterados de conciencia.
El etnobotánico norteamericano Terence McKenna, que falleció en el año 2000, afirmaba que todos los individuos deberían de tener derecho a viajar con plantas psicoactivas al menos una vez en su vida para que entendieran un poco más su lugar en la Tierra. Esto nos sirve como antecedente para comprender plenamente que en todos los tiempos y en todas las sociedades se han consumido drogas. Y como dice el filósofo español Fernando Savater, las drogas son patrimonio de la humanidad. Es una completa falsedad e ignorancia lo repetido por una empresa televisiva aquello de vivir sin drogas. No ha existido, ni existirá una sociedad sin drogas.
2.–El cultivo legal del cáñamo en la Nueva España en los siglos XVI y XIX
Con la conquista y destrucción parcial de las sociedades mesoamericanas, sus ritos y costumbres, la Corona española y la Iglesia católica prohibieron el consumo de plantas alucinógenas pues las consideraban “instrumentos diabólicos y obstáculo para la conversión religiosa”. Antes del descubrimiento de América el consumo de cannabis fue considerado una herejía por el Papa Inocencio VII, a los colonizadores españoles no les atraían las propiedades psicoactivas de las plantas alucinógenas, pero sí consumían alcohol y luego tabaco.
Según Francisco A. de Icaza el conquistador español Pedro Cuadrado de Alcalá del Río fue quien introdujo las primeras semillas de cannabis sativa a la Nueva España. Y “en l532 don Sebastián Ramírez de Fuenleal, presidente de la Segunda Audiencia Gobernadora, fue el primero que los hizo sembrar”, como afirma Francisco Trujillo en La Colonia para niños (Selector, 200l). Integrante de este organismo fue el primer obispo de la Nueva España Fray Juan de Zumárraga que impulso el desarrollo de la agricultura. El historiador Silvio Zavala comenta: “Dice que a los indios, para vivir bien, les ha faltado principalmente, antes de la llegada de los españoles: lana fina, cáñamo, lino, plantas y cuatropeas, mayormente asnal”.
Por eso Zumárraga apoyó el cultivo de la cannabis. Otros virreyes también difundieron su cultivo en todas las intendencias e inclusive incentivaban a los indios dedicados a esta tarea y trajeron a labradores españoles para instruirlos ganando sueldos bastante generosos.
Como se vé a los españoles les interesaba el uso textil del cáñamo, no sus propiedades psicoactivas, siendo su producción, comercio y consumo legal durante 300 años. De este uso agroindustrial se pasará a su uso medicinal como lo comprueba el jesuita Juan de Esteyneffer con la edición, en 1712, de su Florilegio medicinal de todas las enfermedades, que fue al noroeste de la Nueva España, lo que hoy conocemos como Sinaloa, Sonora, Baja California. Sobre el cáñamo señala que sus semillas se usaban “en horchata contra la gonorrea y masticada para disminuir la cantidad de leche materna”. Precisamente es en esa región que 200 años después aparecerán las mafias mexicanas y posteriormente los carteles del narcotráfico.
Es necesario destacar que el problema de salud en la Colonia fue la embriaguez y la prostitución. Y no tardará que el consumo de la marihuana se asocie inmediatamente a las clases bajas y los criminales. Estas clases bajas son el conjunto de marginados o excluidos social y económicamente. “En las actitudes antisociales, los léperos encontraron una forma de forjar una cultura contestataria ante la injusticia que todavía define algunos rasgos de la cultura urbana”.
3.– El “hechizo de París” y el consumo estético de las drogas en la segunda mitad del siglo XIX
Todo el siglo XIX mexicano es francés, en opinión de Justo Sierra. Desde las ideas políticas republicanas y la difusión de la fotografía, hasta el gusto gastronómico, arquitectónico y literario. En l860 el poeta Charles Baudelaire publica Los paraísos artificiales, exaltando el consumo de drogas con fines estéticos y literarios. Este nuevo uso de las drogas será una moda que exportará Francia a todo el mundo, incluyendo México, donde crea una epidemia baudeleriana con la costumbre de fumar opio u otras drogas que influye en los poetas románticos de la segunda generación.
Y como ejemplo está Manuel M. Flores, quien según Carlos Monsiváis blasfema, se inunda de alcohol, se enamora inútilmente de Rosario de la Peña, celebra a las mujeres galantes, se entrega precusoramente a la mariguana y muere roído por enfermedades venéreas. A uno de los biográfos de este poeta, Marco Antonio Campos, le pregunté si era cierto esto de Flores y la mariguana y me dijo que era falso. Pero de todas formas no es nada extraño que algunos de estos poetas decimonónicos consumieran drogas, gustaran de vivir la vida nocturna, reunirse en los cafés y frecuentar a las prostitutas, que para ese entonces eran unas 20 mil en las calles del centro. Es en este tiempo, en l876, que el cáñamo será rebautizado con un nombre más popular, de “marihuana”, según una versión a causa de que las curanderas casi siempre se llamaban Marías o Juanas y utilizaban esta planta con fines médicos.
4.– El consumo de drogas en las subculturas decimonónicas
Ya señalamos que el consumo de marihuana estaba asociado a gentes pertenecientes a las clases bajas como los trabajadores, artesanos, trabajadores de limpia, soldados rasos, presos y los criminales, lo que los historiadores de la cultura y antropólogos llaman las subculturas. Éstas surgen en la periferia de la ciudad de México, y es necesario tener presente que la cultura popular sólo es visible en y para la cultura dominante por la intermediación de un letrado. Esto lo harán novelistas, poetas y fotógrafos al observar a la masa de pobres , los miles de léperos y prostitutas de ese entonces. O el grabador José Guadalupe Posadas quien visibilizara el consumo de marihuana para toda la sociedad con la creación del personaje de historieta “Don Chepito el marihuano”, al que dedicó muchos de sus trabajos y fue muy popular. Y no faltarán en los periódicos notas rojas donde la marihuana es un elemento indispensable en la construcción del imaginario colectivo del mundo delincuencial o antisocial. Como ejemplo, en 1882 es detenido el ladrón y asaltante Bernardo Fernández, alias “El Marihuano”.
5.– La importación de la prohibición del consumo de drogas en México
Aunque la dictadura porfirista con el lema positivista de “orden y progreso” quería que México dejara de ser un país atrasado y que imitase a los países europeos como modelos a seguir, combatió el consumo de drogas calificándolas de conducta peligrosa. El Estado decidía qué era lo bueno y lo malo, imponiendo su hegemonía ideológica y cultural al resto de la sociedad, pero de todas formas sus políticas públicas y de salud no logran disminuir la gran desigualdad social existente. Y para combatir el consumo de drogas México adoptara la política de control de drogas de la Convención Internacional del Opio de l9l2.
6.– El consumo de drogas entre las élites culturales de la posrevolución
En la década de los años 192O se prohibe el cultivo y venta de la marihuana, pero nadie esperaba que algún sector social se opusiera a tal medida, salvo personas ilustradas y atrevidas. Este fue uno de los episodios históricos más conocido en la cultura de la droga en México del siglo XX, el primer intento de legalización del consumo de marihuana, en los años l922-1923, aunque también fue efímero. Es el distinguido periodista Julio Scherer García quien nos proporciona detalladamente lo sucedido en las reuniones del Sindicato de Pintores, Escultores y Grabadores Revolucionarios de México integrado por famosos artistas plásticos.
“–Propongo que enviemos inmediatamente una protesta al presidente de la República y a las autoridades que consideran alto delito la distribución de mariguana. Que se haga constar –agregó, más nervioso aún– que la prohibición de la mariguana, dictada por los conquistadores y reafirmada por los virreyes, tuvo por objetivo la decadencia de América para así sojuzgarla”, decía Fermín Revueltas ante Diego Rivera y otros artistas. Su apego a la cultura popular llegó a confundirlos creyendo lo que les decía el “catedrático de la mariguana”, Don Chema, al decirles que “...lo único trascendente y positivamente universal que México le había dado al mundo era la mariguana”. Esta idea errónea aún es mantenida por muchos de sus consumidores y dealers callejeros o en todo caso de trataría de una apropiación mexicana de un producto asiático.
Es de destacar, sin afán de desprestigio alguno, que durante estos años la generación intelectual más importante del siglo XX mexicano, el grupo conocido como los Contemporáneos, dejaron en sus memorias (Salvador Novo y Elías Nandino) sus experiencias al consumir marihuana y cocaína. Esto no desmerita su enorme influencia en diversas actividades culturales que hoy tenemos tales como la promoción teatral, la edición de revistas culturales, la crítica de arte y cinematográfica, la traducción. Pero nos sirve para percibir el paso del consumo de drogas de las clases bajas hacia la clase media y alta de la sociedad mexicana de ese tiempo.
7.– La marihuana en la cultura popular urbana
Uno de los aspectos fundamentales del consumo de marihuana son los múltiples registros que fue produciendo poco a poco en diversos productos de la cultura popular urbana que van de asociarlo con criminales famosos, la historieta de “Don Chepito el marihuano”, a su presencia imprescindible en los corridos revolucionarios como los mencionados por el maestro Vicente T. Mendoza en La canción mexicana, en su apartado De marihuanos. El primero es La mariguana, folklore de soldados y el segundo con el mismo título La mariguana proveniente de la tradición oral de inicios del siglo XX en el barrio de Tepito. Vale la pena tener presente el significado del corrido, como nos dice Aurelio Tello: “Como verdadero arte de anonimato, el corrido que se transmitió de boca en boca o impreso en hojitas sueltas de colores, constituyó durante mucho tiempo una suerte de periódico por el cual el pueblo se enteraba de sucesos de diversa orden”.
También está presente en la novela de la Revolución Mexicana cuyo mejor ejemplo, de entre una cincuentena de novelas, es la novela del general Francisco L. Urquizo, La tropa vieja: atención, fagina y marcha (l938). El investigador español Alberto Millán señala que La tropa vieja “es la novela que más y mejor habla del consumo de marihuana” por parte de los presos y soldados, donde Urquizo dice: “–––¡Hierbita libertaria!, consuelo del agobiado, del triste, del afligido”. Y agrega que el conocidísimo corrido de La cucaracha, como crítica demoledora al usurpador Victoriano Huerta, que asesinó a Madero y Pino Suárez, aparece en la novela de Agustín Vera, publicada en l965, La revancha, dice: “La cucaracha, la cucaracha / ya no puede caminar / porque le falta, porque no tiene / marihuana que chupar”.
Y tendrá un lugar secundario en la Época de Oro del Cine Mexicano, tanto para señalar la peligrosa amenaza de las drogas en la sociedad como lo muestra la película La caravana de la muerte, o como la subtituló la Filmoteca de la UNAM El monstruo verde de John Bohr, en 1936, donde consumen diversas drogas la gente bien en sus carros último modelo, los titulares de ocho columnas dicen “Marihuana en México” y destacan la “guerra sin cuartel” contra los destructores de la salud pública, cuando desaparecen a la Banda del Monstruo Verde; o su consumo o sospecha de éste es para estigmatizar a los delincuentes o trabajadores rebeldes ante las mafias sindicales.
Y tendrá mayor participación en la naciente nueva literatura hecha por jóvenes y para jóvenes, la literatura de la Onda, donde sus principales personajes conjugan la rebeldía juvenil, el desafío de cualquier forma de autoridad, la transgresión de las convenciones sociales con la libertad sexual, el consumo de drogas y escapar a un mundo diseñado completamente por los adultos donde la opinión y deseos de los jóvenes no son tomados en cuenta.
8.– El consumo de drogas entre los jóvenes en los años 1960-1970
El consumo de drogas en los jóvenes se da a partir de l965, tanto en jóvenes universitarios como proletarios, que siguen los principios de la contracultura norteamericana: sexo, drogas y rock’n’roll. El consumo de marihuana es una actitud contestataria frente a una Estado autoritario, y crearán su propio lenguaje para alejarse de los discursos oficiales, sus héroes de bronce y la tranza de la Revolución Mexicana. “Consumir mariguana, peyote, hongos, ácido, hashish, se interpreta como el ventajoso acceso a otras realidades que, sin institucionalizarse, combinen autenticidad, mística y creencia en la libertad sexual, la no violencia, el poder de las flores y el amor…” escribió sobre esos años Carlos Monsiváis. Este ambiente festivo terminará con la acta de defunción y satanización en los medios de comunicación del rock mexicano luego del Festival de Avándaro, en septiembre de l97l, donde se consumieron cantidades monumentales de marihuana que era distribuida por los propios soldados.
9.– La importación de los carteles colombianos por las mafias mexicanas y el comienzo de la represión hacia los jóvenes
Es a fines de los años l970 que las mafias de traficantes de drogas mexicanas comienzan a ser influenciadas por los carteles sudamericanos. Estas mafias crecen y se reproducen al amparo de la clase en el poder y con la excusa poco creíble desde entonces que sólo es una minoría la que consume drogas en México. Y es a comienzos de la Década Pérdida de los años 1980 que comienza la represión de la policía hacia cualquier joven, en ese entonces ser joven es sinónimo de delincuente, sigue siéndolo.
El psicoanalista José Cueli describe muy bien ese ambiente: “los judiciales buscan la hierba por todos lados, buscan cemento, sueñan con cemento, ven tíner por todas partes, ven tíner por todos lados, en todos lados encuentran el cemento, cada uno de los habitantes de Neza y Anexas trae hierba y similares, los judiciales buscan hierba, los judiciales traen pistola, los judiciales pegan con la cacha, para los judiciales todo el mundo trae drogas en Neza…”.
Es en 1985 que escribí el Primer Manifiesto Pacheco como una toma de conciencia ante esta política represiva y el conformismo de los consumidores de no reflexionar su derecho al consumo de drogas. Veíamos cómo rápidamente el narcotráfico intoxicaba las instituciones de justicia, el ejército, la política, el sistema penitenciario y de salud, los medios de comunicación y su entrada en la escena pública como medio de desinformación cuando no sucede algo importante o para desviar la atención de los conflictos sociales nunca resueltos y sí postergados al infinito.
La “Guerra contra las drogas” impuesta por Estados Unidos es seguida en México de forma sumisa e hipócrita, pues por un lado permiten la protección de los narcotraficantes, cargamentos, plantíos, laboratorios, pistas de aterrizaje y por otra, las detenciones de algunos capos son exaltadas al máximo, pero los carteles siguen reproduciéndose y aumentando sus formas de tráfico. Al grado que llegamos a tener en los años l990 el nada despreciable primer lugar en tráfico de drogas, si en muchas cosas somos subdesarrollados, en el crimen organizado estamos a la vanguardia.
Y los responsables de la justicia, el ejército y la salud preferirán una legislación represiva para controlar el consumo de drogas antes de atreverse a buscar otras vías para enfrentar el narcotráfico. Es la ignorancia institucionalizada y la doble moral que estigmatiza y censura o desconoce la capacidad de reflexión social de proponer una legalización de las drogas. El Estado mexicano preferirá imponer su monólogo prohibicionista a toda la sociedad aunque no puede evitar el aumento de venta de drogas ni de la población creciente de consumidores.
10.– Por una cultura de la droga, las voces a favor de la legalización
Es en los años l990 que comienzan a escucharse diversas voces que rompen el silencio de la legislación represiva, motivadas por la prohibición de las drogas y las consecuencias desastrosas que ocasiona a toda la sociedad el fracaso de la guerra contra las drogas.
“Siempre me he mostrado partidario de la legalización de las drogas, desde que se pusieron de moda en los años sesenta, pero por razones más bien digamos de tipo antropológico y literario, pues tienen una tradición ilustre en el campo de la literatura”, afirmo el premio Nobel Octavio Paz en mayo de l993.
El periodista Guillermo Ibarra explica uno de los obstáculos que enfrenta la
legalización de las drogas: “Aunque es urgente empezar a pensar desde otra perspectiva sobre la droga, existe una grave dificultad: hay una estigmatización sobre el debate de la despenalización o, si se prefiere, de la nueva reglamentación. El miedo al desprestigio público y a la mala interpretación han funcionado como frenos a una discusión fundamental y seria. Por eso, sólo personajes cuyo prestigio personal está fuera de toda sospecha se pronuncian por la despenalización o cuestionan la política antidrogas”. Así escritores, doctores, abogados, sociólogos, periodistas e inclusive el Subcomandante Marcos, en julio de l994, se han pronunciado por la despenalización de la droga.
A pesar de que en otros países se ha legalizado la marihuana y aprobado para producir diversos medicamentos, en México se sigue satanizando y descalificando cualquier propuesta de despenalización escudándose en una ignorancia institucionalizada, sea médica o policial, que está de espaldas a la realidad, creyendo que todavía vivimos con la presidencia imperial. Y es de destacar cómo el mismo presidente Vicente Fox, en el año 2000, expresó la posibilidad de legalizar las drogas, esto es un avance, mínimo, pero avance al fin.
E igualmente es importante la aparición en la escena pública de la Asociación Mexicana de Estudios de la Cannabis (AMECA), como organismo pionero que desde su posición de ciudadanos está divulgando información sobre la despenalización, pues consideran que en una democracia son los ciudadanos los que deciden hacia dónde camina la sociedad y cuáles son los problemas que hay que resolver y no postergarlos al infinito con la inmovilidad y leyes impracticables que sólo posibilitan la violación de los derechos humanos de miles de personas y parecen estar a favor de los narcotraficantes. Creo que es el momento para comenzar a hablar de una cultura de la droga y olvidarnos por completo de la guerra contra las drogas, recordemos que el poder es poder por su cualidad de nombrar las cosas. Tenemos que quitarle ese monopolio para en verdad tener voz como ciudadanos, defender nuestros derechos y comprobar que vivimos en una democracia real y no sólo es una democracia de papel e impracticable.
Hay que aprender de otros movimientos sociales que han conquistado con esfuerzo sus derechos que antes eran impensables, comenzaron hace 25 años siendo unos 50 y ahora sus celebraciones reúnen 40 mil personas. Hay que crear medios de comunicación para revertir la desinformación, luchar contra la estigmatización y dar a conocer la utilidad múltiple que se persigue con cambiar una legislación represiva. Y hay que decir, con Fernando Savater, las drogas son patrimonio de la humanidad. Y comprender la necesidad imperiosa de construir socialmente una cultura de las drogas en México.




*

Juan Pablo García Vallejo estudió sociología e historia de las religiones. En 1983 funda la revista contracultural La Guillotina, y en l985 escribe el Primer Manifiesto Pacheco. Articulista del periódico Acontecer, coordinador del suplemento cultural La tinta suelta ( l992-2003), editor de la sección cultural Caracol del viento y del periódico El Corresponsal. Premio Nacional de Prevención en VIH/SIDA (1993), Mención Honorífica en el Premio Nacional de Periodismo Cultural Regional en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en 1998. Autor del libro La sociedad gandalla: de la utopía a la distopía, Ediciones Casa Vieja, 2003.

Caballero Churros Gracias Totales
14-ene-2010, 03:08
ya neta, hay muchos temas iguales, usa algún otro que ande rondando por ahí =aburrido

BlackTenshi
14-ene-2010, 03:12
Sale con su Pachekipedia... ¿Hay un movimiento para promover el consumo o que onda?

bastardo
14-ene-2010, 03:16
Sale con su Pachekipedia... ¿Hay un movimiento para promover el consumo o que onda?

Sí, se llama La Guerra Contra las Drogas =mamon

LeDanee
14-ene-2010, 03:17
jajajaja
no se promueve el consumo, SE INFORMA !!

tu eres libre de elegir lo que quieres, a algunas personas les gusta fumar marihuana, y no toman ni fuman tabaco


Es mas bien Para Informar a la gente y desestigmatizar sus propiedades. La sociedad es la que reprime, pero no saben ni que chingados es la marihuana, no saben cuantos veneficios hay en usarla, usar su cañamo, no solo para fumarla.

bastardo
14-ene-2010, 03:18
cuantos veneficios hay en usarla, usar su cañamo, no solo para fumarla.

Ps claramente, buena hortografía no es uno de los veneficios...

Chayanne Pacheco
14-ene-2010, 03:21
o sea el drogon que no leee antes de drogarse es un poser pretendiendo ser drogon pero gracias por ilustrarnos amable caballero

Caballero Churros Gracias Totales
14-ene-2010, 03:21
los drogones cada día se parecen más a los de Pare de Sufrir =japisad

LeDanee
14-ene-2010, 03:27
jajaja
un pequeño lipsus de dedo


o sea el drogon que no leee antes de drogarse es un poser pretendiendo ser drogon pero gracias por ilustrarnos amable caballero

Esa Frase se va para el calendario 2100, estara dentro de las efemerides

como esta otra "El que forja y no atiza, le gusta la longaniza" =turun

Planeador Tamales Morsa
14-ene-2010, 03:33
Nos vemos en el castillo del Drogón Rosa / Paul, John, Iggy Pop y la Morsa.

Charles Dexter
14-ene-2010, 06:10
jajajaja
no se promueve el consumo, SE INFORMA !!

tu eres libre de elegir lo que quieres, a algunas personas les gusta fumar marihuana, y no toman ni fuman tabaco


Es mas bien Para Informar a la gente y desestigmatizar sus propiedades. La sociedad es la que reprime, pero no saben ni que chingados es la marihuana, no saben cuantos veneficios hay en usarla, usar su cañamo, no solo para fumarla.

Como todo buen geek me gusta estar informado, aunque a estas alturas el que no se informa es porque no tiene internet. El cáñamo se usa para textiles, la industria papelera también se beneficia de dicha planta ; una planta de cáñamo tarda aproximadamente entre 3-4 meses para alcanzar un grado de madurez suficiente como para elaborar los textiles de los cuales hablo y por supuesto para producir papel. El coste real derivado de la producción de papel es más barato debido al rápido crecimiento de la planta comparado con la producción actual -destruir bosques enteros para tener cuadernos Scribe y esas marcas del diablo.

Las semillas, por otro lado, pueden ser usadas para hacer soya, aceites vegetales comestibles, alimento de ganado y consumo humano por su alta cantidad de proteína vegetal. Hasta en Family Guy tratan el tema de una manera documentada. En aquel episodio, del cual no recuerdo el nombre, Brian consigue que el pueblo de Quahog legalice el uso de la yerba con fines recreativos, todo mundo se pone como cola de perro, al final el padre de Lois logra la prohibición debido a que la planta está arruinando su negocio papelero.

Otra persona que estaba en favor de la producción de cáñamo era Benajmín Franklin. Se ha dicho que él mismo tenía sus parcelas llenas de cáñamo y esas ondas (http://www.breakthematrix.com/U-S/Benjamin-Franklin-Invented-NORML-and-the-marijuana-law-reform-movement).

Y como ésos datos tengo más y más y más, pero ya chale chango chilango con la mota, o sea, es un tema como de los 90 y ya nadie se espanta de un mariguano, hoy en día la onda es tomar speed o los anabólicos. Como buen consejo les digo: mariguanos del mundo uníos y sembrad por vuestra voluntad =fino

en el tema
14-ene-2010, 09:47
Aquí es la cola para recibir muestras gratis de todo tipo de drogas?

fabor de enviarmerlas por mail

Josafat
15-ene-2010, 03:12
Los que no se fueron de curas hablan de la mota con la pasión de la sangre de Cristo. Pero no tienen caridad con los alcohólicos, siempre hablan mal de ellos. Yo por eso regresé al tabaco. Y sí, me siento incomprendido. Y perseguido. Pero no sufran voten por mí para presidente y legalizo la marihuana. Necesito chamba.

Chaos
15-ene-2010, 09:49
Máster Josafat, en tu cargo como presidente ¿podrías hacer que las gotas de lluvia fueran de ácido lisérgico y que las hojas de papel de los cuadernos tamaño profesional scribe vengan con el suaje de los Blotter Arts?

Tienes mi voto. Y el de toda esta gente.

http://www.blogcdn.com/www.urlesque.com/media/2008/12/3019591838_4a951cf01a_o.gif

FLY
15-ene-2010, 04:46
jajajaja
no se promueve el consumo, SE INFORMA !!

tu eres libre de elegir lo que quieres, a algunas personas les gusta fumar marihuana, y no toman ni fuman tabaco


Es mas bien Para Informar a la gente y desestigmatizar sus propiedades. La sociedad es la que reprime, pero no saben ni que chingados es la marihuana, no saben cuantos veneficios hay en usarla, usar su cañamo, no solo para fumarla.


Calla maldito jipi =jipi

Cerebro
19-ene-2010, 05:08
Psss ta buena la información....
Ahora, por favor. Me pueden informar ónde conseguir estas deliciosamente platicadas drogas??? Urge!!!

bastardo
19-ene-2010, 06:13
Psss ta buena la información....
Ahora, por favor. Me pueden informar ónde conseguir estas deliciosamente platicadas drogas??? Urge!!!

Sólo espera en tu silla, en unos momentos llegan unos agentes del gobierno a informarte =batman

en el tema
19-ene-2010, 10:22
hey señor, yo también quiero =retardo

gracias